La Casa

El apóstol Alberto Villanueva nació en la República Argentina, provincia de Mendoza en el año 1977. A la edad de veintitrés años, en el año 2000, Jesús le salió al encuentro de su vida y a la de su amada esposa la Apóstol Lorena, obrando una milagrosa y explosiva cón que los movilizaría rápidamente a dar testimonio de Cristo en las cárceles, calles e iglesias de Argentina y países limítrofes como unos evangelistas.

En el 2003 fueron reconocidos con un oficio pastoral por su padre del alma, el apóstol Hector Hugo Pacheco en compañía de un equipo apostólico.

El cumplimiento de las promesas de nuestro Señor eran más evidentes y en el mes de julio del 2006, nació el llamado a fundar en Fuengirola (Málaga) en España, el MAI o Ministerio Appstolico Internacional . Dicho ministerio fue engendrado apostólicamente bajo la cobertura de los apostoles Hector Hugo e Isabel de Pacheco, apóstol y presidente de Asamblea de Dios de la provincia de Mendoza.

En el mes de febrero del 2007, el apóstol Alberto Villanueva fue reconocido por el fruto apostólico a través de diversos apóstoles y profetas de gobierno, entre ellos su padre apostólico el Ap.Hugo Pacheco. De ésta manera le da extensión a la Red Apostólica Emanuel, bajo la palabra profética anunciada de ser un ministerio puesto por Dios como UN PADRE DE MULTITUDES.

En el 2009 el Apóstol Alberto Villanueva cubría a través de  una plataforma apostólica en la Región de Andalucía unas dieciséis Iglesias locales.

En el mes de agosto del 2008 Dios le entregó al M.A.I la primera emisora de FM en la provincia de Málaga 100% cristiana con una Visión netamente Apostólica "Radio Emanuel 87.8".

La Palabra de Dios esta siendo predicada a las naciones a través de la televisión ,Internet y radio en España y varios países del mundo. Actualmente, el ministerio cubre iglesias en diferentes lugares del mundo, albergando bajo las alas apostólicas a apóstoles, profetas, pastores, evangelistas y maestros, que se han sumado a la cobertura.

Sea toda gloria, honra, honor y poder al único digno, Jehová nuestro Dios.

Los comentarios están cerrados.