LAS VENTANAS DE LOS CIELOS

Durante mucho tiempo nos han enseñado que debíamos diezmar para que no nos faltará el alimento natural, pero en realidad lo que este versículo está manifestando es que debemos hacerlo para que no nos falte el alimento más importante; el espiritual, la palabra, por esa razón dice “haya alimento en mi casa”.