LAS FUERZAS DEL ESPÍRITU

Los comienzos de todos los hombres de Dios en la Biblia empezaron con vestigios de ésta fuerza sobrenatural:

  • Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto donde las bestias les estaban esperando. Estuvo cuarenta días de ayuno.
  • Eliseo. El Espíritu de Elías reposó sobre él, tomó el manto y las aguas se abrieron. Fuerzas de Dios.
  • El apóstol Pablo. Jesús le salió al encuentro y después estuvo tres días ayunando.

Para empezar un matrimonio, que es la fundación de una familia, se necesita mucha fuerza porque son muchos frentes los que se abren. La falta de esfuerzo hace que las fuerzas se reduzcan.

A Medida Que La Vida Es Más Cómoda Se Forjan Hombres Más Débiles

La iglesia, por el contrario, debe forjar hombres fuertes y aquí es donde se produce el choque. Por ello, una de las características de la iglesia del último tiempo es que tiene poca fuerza.